Las titulaciones conducentes a la profesión de Ingeniero Industrial, como son el Grado en Ingeniería en Tecnologías Industriales (GITI) y el posterior Master de Ingeniería Industrial (MII), son titulaciones complicadas, que requieren esfuerzo y una cierta dosis de sacrificio, a pesar de ser el GITI una de las carreras preferidas por los estudiantes que salen de la selectividad.